Fem unes Festes de Menorca com Déu mana

Fiestas de Menorca

Nuestras fiestas patronales de Menorca

“Ses millors festes del món”

Las fiestas patronales de Menorca son de tradición centenaria, se llevan celebrando anualmente en cada pueblo y abarcan, prácticamente, todo el verano. Empezando el mes de junio con las fiestas de Sant Joan en Ciutadella y continúan por los otros pueblos de la isla de Menorca, hasta el mes de septiembre.

Las fiestas tienen dos protagonistas principales, por un lado encontramos al caballo, un auténtico pura raza color negro intenso, un animal noble y autóctono adiestrado especialmente para este evento. Y por el otro lado, nos encontraremos al “caixer” (jinete), vestido con un estilo imperio francés compuesto por un frac negro y camisa blanca combinando indumentaria de los payeses menorquines del siglo XVIII.

Pero no son estos los únicos protagonistas de las fiestas de Menorca, pues cada una de ellas tiene sus peculiaridades, como “s’homo d’es be”, el “Jaleo d’ases”, los “gegants”, los “jocs d’es Pla”, las “corregudes”, las peñas, las bandas de música y muchas otras propuestas que hacen que cada una de las fiestas de Menorca se vivan con una intensidad única.

 El Jaleo

El Jaleo, o “Es Caragol” en Sant Joan, son el motivo por el que el “caixer” y el “cavall” entrenan juntos durante todo el año buscando la perfección en la ejecución del “bot“, un movimiento que realizan entre la multitud y que levanta la pasión de los menorquines por estas fiestas. Consiste en la elevación del caballo sobre sus patas posteriores, desplazando el peso de su cuerpo y el del jinete, manteniendo erguida la cabeza y cuello, siempre en contacto con las manos del “caixer”, mientras ambos y la multitud avanzan por el recorrido que dibuja el caballo, que parece estar bailando al ritmo de la música con la que nos deleita la banda.

Todos los presentes desean ver las cabriolas que realiza el “caixer” con su caballo, y estar lo más cerca posible de ellos acompañándolos durante el “bot“. Esta espectacular maniobra solo puede ser llevada a cabo por los caballos menorquines, porque este tipo de ejecuciones forman parte de su adiestramiento y de la doma menorquina del equino.

Y aunque parezca arriesgada, no entraña ningún peligro para el caballo, ni el jinete, ni la multitud, ya que la multitud que participa en el Jaleo, son los mismos que ejecutan el “bot” durante el adiestramiento junto con “caixers” de otros pueblos, que hacen elevarse al caballo en una superficie llena de arena distribuida para la ocasión.

Imágenes

Podemos asegurarte que nunca olvidarás nuestras fiestas, son una experiencia inolvidable
que ha hecho que millones de personas declaren abiertamente su
amor por Menorca.